Inframundo Amaze in 60, escape room – Boadilla, Madrid (análisis)

Inframundo de Amaze in 60 nos venía muy recomendada y no ha defraudado. Esta sala de Boadilla del Monte es una de las experiencias más refrescantes y recomendables que hemos jugado en Madrid. A continuación, os contamos los motivos.

INMERSIÓN

Historia:

Se escuchan lamentos al salir el sol y gritos sobrecogedores en las horas más oscuras. Ni los animales merodean la zona después de medianoche. Nadie se ha atrevido a entrar donde cuentan que vivió el mayor nigromante de todos los tiempos hasta perderse, para siempre, en el Inframundo.

Vuestra misión inicial nada tiene que ver. Tan solo debéis encontrar dentro el libro original de la Divina Comedia de Dante en el que Babil tenía apuntadas sus notas de trabajo de campo…

¿Qué se esconde tras esta misión que os ha encargado una coleccionista de documentos antiguos? ¿Os atreveréis a desvelar el secreto?

La historia se nota que se ha creado con detalle porque todo el juego está relacionado con la trama. Lástima que no sea una sala de esas que empiezan nada más llamar al timbre, porque sería aún más creíble. Sin embargo, el inicio tiene un punto sorprendente. Ya lo veréis…

Tematización:

En su conjunto, podemos afirmar que la ambientación está por encima de la media de experiencias que hemos visitado en Madrid. Sin ser una sala muy grande (algo habitual en las salas de la capital salvo contadas excepciones), los espacios están bien aprovechados y con una decoración notable.

Como principal punto de mejora, hubiésemos preferido un método para comunicarse con el GM mejor integrado con el lugar que simulan, ya que el uso de walkies no le pega a esta historia. Seguro que con el tiempo encuentran una alternativa.

ENIGMAS

MUY BIEN. Aparte de que están relacionados con la historia, incluyen pruebas de valor y algo de role play que le dan ese punto dinámico y lleno de tensión que tanto nos gusta.

En general es un escape de corte clásico por la abundancia de candados, pero no se hacen pesados porque las pruebas son originales, entretenidas y muy variadas. ¡Pasamos un rato genial con sus retos!

DIFICULTAD

ALTA. En su web hablan de dificultad media, pero pensamos que es de dificultad alta ya que el estilo de juego es diferente a otras salas (es multilinear) y necesitas coordinarte bien con tu equipo para repartirte el trabajo. La recomendamos para grupos de 3 o 4 personas que hayan jugado varias salas antes.

No es que las pruebas sean muy difíciles, pero tened en cuenta que hay mucho que hacer y, si no estáis acostumbrados a situaciones de tensión, eso os puede retrasar para cumplir el objetivo por debajo del límite de los 66,6 minutos.

Resolvimos los enigmas del Inframundo con la ayuda de Las Rubias también escapan

FACTOR MIEDO

BASTANTE BIEN. ¡Es lo más cercano que hay en la provincia de Madrid a un escape de terror que hayamos probado hasta la fecha! No es que dé muchísimo miedo, pero todo depende a lo que estés acostumbrado.

Igualmente, si incluyeran más terror (ahora lo encontramos más de tensión con algunos sustos), tendrían que alargar la duración o simplificar enigmas.

EXPERIENCIA GLOBAL: 8,6

¡Enhorabuena Amaze in 60! ¡Es una alegría ver por fin una sala con sustos un poco más intensos de lo habitual en Madrid! Además, la ambientación y los enigmas están logrados y siguen el hilo argumental de la historia, por lo que es una experiencia muy redonda.

Así que no dudéis en acercaros a Boadilla del Monte para conocer este particular INFRAMUNDO porque vale la pena.

Si te ha gustado este artículo y quieres estar al día de más actividades terroríficas, consulta nuestro RANKING (podrás ordenar por valoración y por “factor miedo”) y hazte fan Facebook OCIOTERROR

Click aquí para RESERVAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.